CO13/5124

(1) 244 4521
(1) 269 6200
(1) 269 6201
(1) 268 5439
BLOG

Amoniaco: usos, características, seguridad y manejo

Uso de amoniaco para fertilizar

El amoniaco es un compuesto químico que se ha adoptado para diferentes industrias, haciéndolo indispensable para muchos de los productos que usamos a diario. Conozca sus propiedades, los cuidados que se deben tener para su manipulación y donde adquirirlo con todos los estándares de seguridad en esta nota.

 

El amoniaco es un compuesto químico con múltiples usos en varias industrias. Está presente en muchos productos comerciales y es esencial para el funcionamiento de diversos sectores. Si bien su forma original es gaseosa, también es comercializado como un líquido. Por eso, el día de hoy Amoquímicos le cuenta todo lo que debe saber sobre este compuesto que puede encontrar en nuestro catálogo, sus dos presentaciones y lo invitamos a cotizar nuestro amoniaco líquido o amoniaco anhidro

1. ¿Qué es el amoniaco anhidro?

En su forma natural, el amoniaco es un gas incoloro y está compuesto por una parte de nitrógeno (N) y tres partes de hidrógeno (H3). Es producido por la naturaleza en el proceso de descomposición de materia orgánica (plantas, animales, bacterias, desechos de animales) y se puede encontrar en el aire, el suelo y el agua; también es una fuente primordial de nitrógeno para las plantas y los animales. Adicionalmente, es posible encontrarlo en su forma iónica (iones de amoniaco o NH4+) cuando se disuelve con el agua en pozos, ríos, lagos y suelos húmedos.

Aunque se encuentra en el ambiente, también es fabricado industrialmente por el hombre, de hecho, según la Agencia para Sustancias Tóxicas y Registro de Enfermedades de los Estados Unidos (ATSDR), la producción anual de amoniaco por la humanidad es casi la misma que la de la naturaleza. 

1.1. Características generales

Se le considera un compuesto volátil ya que se evapora fácilmente en el aire y tiene un olor penetrante y muy particular que puede resultar poco agradable y se suele asemejar al de la orina seca. Además, es biodegradable ya que las plantas lo absorben con facilidad —debido al nitrógeno que lo compone— para realizar sus procesos naturales.

Dado que es un agente oxidante potente, puede llegar a causar combustión espontánea, y en concentraciones de 16% a 25% por volumen por peso en aire, el vapor de amoniaco es inflamable. Su punto de ebullición es de -28F y su solubilidad en agua es del 100%. 

1.2. Amoniaco líquido

El amoniaco líquido es el resultado de comprimir o llevar bajo presión al amoniaco anhidro hasta convertirlo en líquido. En Colombia, el primer distribuidor de este producto en presentación líquida es Amoquímicos. 

2. Usos del amoniaco

El amoniaco es ampliamente utilizado en diversos productos. Aunque su uso más común es en la industria agrícola (90%) también se emplea en el sector textil, plástico, refrigerante, belleza, entre otros usos más particulares. 

2.1. Refrigeración: en esta industria es común encontrar el amoniaco anhidro (gaseoso) en un nivel de pureza del 99% y practicamente sin agua. Permite alcanzar temperaturas de hasta -70°C mediante sistemas de compresión de varias etapas, por eso, se suele utilizar en plantas de refrigeración de complejidad relativa, absorbiendo cantidades importantes de calor en el entorno. Además, es el método más económico y con mejor rendimiento energético en el mercado.

Su uso se popularizó en la industria alimentaria para mantener a temperatura baja productos como carne, pescados, fruta, vegetales, leche, queso, bebidas, helados, entre otros. El amoniaco es tan necesario en la cadena de la producción alimentaria que probablemente muchos de los artículos comercializados estuvieron almacenados en lugares que utilizan este componente para refrigeración.

Más adelante, se empezó a emplear para climatización industrial y aire acondicionado, especialmente en hospitales, hoteles, aeropuertos y demás, pero siempre usando cantidades limitadas por cuestiones de seguridad. 

2.2. Industria del campo: la mayoría del amoniaco que se produce industrialmente (alrededor del 90%) se utiliza en fertilizantes para el agro. Dado que las plantas absorben el amoniaco como fuente de nitrógeno para producir aminoácidos, clorofila y proteínas, los fertilizantes hechos a base de este compuesto garantizan una mejor absorción de los nutrientes en el suelo. A consecuencia de lo anterior, la producción de los alimentos se mantiene elevada, razón por la cual su implementación es tan amplia. 

A los fertilizantes también se les atribuye mantener sanos los cultivos, aumentando los niveles de otro nutrientes importantes para la producción como el zinc, el boro y el selenio. 

2.3. Productos de limpieza: para los hogares, generalmente se utiliza dilatado en agua (10% amoniaco y el resto agua) para no comprometer la salud de los consumidores. Aunque no es el uso más común que se le da a este compuesto químico, sus propiedades como desengrasante y quitamanchas lo hacen un ingrediente base en los diversos productos de limpieza. Es posible encontrarlo en el listado de las etiquetas de artículos como: limpiavidrios, ceras para pulir pisos y líquidos limpiadores de cristal, acero inoxidable, hornos, etc. También en limpiadores de drenajes, inodoros y baños en general. Es especialmente efectivo para eliminar manchas de aceites vegetales o animales y de vino.

Comúnmente se vende en su presentación más comercial mezclado con otros ingredientes, pero en su en forma diluida también puede adquirirlo en Amoquímicos ingresando aquí

2.4. Productos de belleza: el amoniaco también es un componente popular en productos para la coloración del cabello. La mayoría de tinturas permanentes en el mercado utilizan un componente de dióxido de hidrógeno al 6% y una solución de amoniaco que remueven los pigmentos naturales del cabello para darle un nuevo color a las células. Así, aunque el color se destiña y las raíces crezcan, el tono del cabello tinturado no se caerá.

El amoniaco penetra en el cabello hinchando las cutículas, sin embargo, gracias a que se evapora fácil, el cabello vuelve rápidamente a su tamaño normal y recupera sus niveles de PH iniciales.  

2.5. Otros usos: el amoniaco también es empleado en el tratamiento de madera, oscureciendo el roble; en la industria textil, para tratar materiales como algodón; en el tratamiento de agua residuales; en la fabricación de plásticos y pesticidas; y en la elaboración de algunos fármacos. 

Uso de amoniaco para fertilizar

3. Efectos nocivos de amoniaco

El amoniaco puede entrar en contacto con las personas a través del aire, la ingesta, los ojos o en la piel. Dado que todos los seres vivos producimos ciertas cantidades de amoniaco, todo el tiempo estamos en contacto con este compuesto: lo respiramos, lo comemos y lo usamos a diario. Por lo tanto, el organismo humano tiene un límite de exposición a este compuesto antes de que se convierta en un riesgo para la salud y la vida.  

3.1. Inhalación: debido a que es una sustancia corrosiva y altamente irritante, la exposición a elevadas concentraciones de gas de amoniaco (400ppm) puede causar ardor en las fosas nasales, garganta y tracto respiratorio. En concentraciones más bajas (100ppm) puede generar tos e irritación de la nariz y la garganta. En las situaciones más extremas y riesgosas, puede causar edema bronquiolar y alveolar, la destrucción de las vías respiratorias y, en exposiciones prolongadas (500ppm), incluso la muerte. 

3.2. Ingesta: el consumo de amoniaco líquido puede causar quemaduras y daños corrosivos en la boca, tracto digestivo y estómago, manifestado en un dolor abdominal severo. También pueden aparecer síntomas como vómito, diarrea, desmayos e incluso la muerte. 

3.3. Contacto con piel y ojos: el contacto con amoniaco gaseoso o líquido puede causar irritación en la piel o los ojos. En concentraciones altas puede generar quemaduras, lesiones corrosivas en la piel, lesiones oculares permanentes y ceguera. Adicionalmente, el contacto de la piel con amoniaco líquido causa congelamiento. 

La forma de detectar la exposición con el compuesto es mediante la sensación de ardor en los ojos, conjuntivitis, irritación en la piel y párpados, labios hinchados, síntomas de congestión pulmonar, entre otros. En casos extremos se puede identificar debido a dolores de cabeza, salivación, náusea, vómito, dificultad para respirar, tos con sangre, entre otros.

Para casos de contacto con concentraciones altas de amoniaco, lo ideal es comunicarse con la línea nacional de toxicología al número fijo 57(1) 2886012 y la línea gratuita 018000-916012. Adicionalmente, puede revisar la etiqueta del producto para saber las recomendaciones del fabricante al respecto.

Respecto al contacto con la piel y los ojos, la descontaminación inmediata con grandes cantidades de agua durante 30 minutos es muy importante. Para casos de ingesta, el compuesto puede diluirse con leche o agua. La recomendación general es no inducir el vómito a menos que el profesional de la línea de toxicología lo requiera, y no suministrar líquidos si la persona se encuentra inconsciente o presenta convulsiones. En casos de inhalación, se debe trasladar a la persona a un lugar en donde pueda respirar aire fresco y, si es posible, se le debe proporcionar oxígeno. En ocasiones será necesario realizar respiración artificial. A pesar de todo, lo ideal es recurrir siempre a profesionales especializados lo antes posible para tratar de manera oportuna las lesiones, ya que en ocasiones se requiere de la administración de oxígeno humidificado, broncodilatadores y manejo de las vías respiratorias. 

4.Medidas de seguridad para la manipulación del amoniaco

Tomar todas las medidas de protección necesarias para la manipulación del amoniaco en cualquiera de sus presentaciones será primordial para prevenir accidentes y situaciones desafortunadas.

En cuanto al almacenamiento, lo ideal es guardar el producto lejos de la luz solar, en un lugar fresco, seco y bien ventilado. Las instalaciones de almacenamiento del producto no deben estar construidas con materiales inflamables y se sugiere que estén edificadas lejos de fuentes de combustión potenciales. Además, deben estar bien ventiladas con sistemas de absorción de vapores.

Para el manejo del amoniaco líquido, se recomienda proteger los tanques de almacenamiento de corrosión y evitar usarlos si presenta hendiduras. Cualquier soldadura que requieran debe ser realizada por un profesional certificado en el área. Además, nunca se debe llenar el tanque a más de 85% de su capacidad. Las mangueras deben ser cambiadas cada 5 años aproximadamente y no deben tener ningún tipo de cortadas, quemaduras, puntos blandos, abombamientos, enroscados, torceduras o aplanaduras o defectos similares.

En cuanto a los vehículos de carga y transporte de amoniaco, se deben seguir todas las normativas de seguridad y contar con el personal capacitado para realizar las maniobras necesarias. Los carrotanques y los autotanques deben estar equipados con válvulas de alimentación y de salida de vapores, medidores de presión y de nivel para el líquido, y las válvulas para el exceso de flujo.

En cuento a la protección personal de los operarios o personas que manipulen este producto, se deben utilizar los siguientes implementos de protección: 

4.1. Respiratoria: si el área en donde se realiza la manipulación tiene buena ventilación y las concentraciones de amoniaco no son elevadas, se recomiendo utilizar máscara con capuchón. Si por el contrario los niveles son elevados, adicionalmente se debe utilizar un equipo de respiración asistida o aparatos de respiración con suministro de aire. 

4.2. Ojos: se recomienda usar gafas protectoras para evitar el contacto del líquido con los ojos o la entrada de aire. Si se utiliza máscara, las gafas dejan de ser necesarias. Las personas que requieran del uso de lentes de contacto deben evitar tenerlos puestos durante la manipulación.  

4.3. Buena ventilación: realizar la manipulación en ambientes bien ventilados y con sistemas mecánicos a prueba de chispas. Los ductos de ventilación deben estar ubicados en el techo. 

4.4. Ropa protectora: además de los elementos ya mencionados, se debe recurrir al uso de guantes y botas de goma sintética o caucho neopreno, y ropa exterior e interior de algodón. 

4.5. Otras medidas: en las empresas en las que se realice la manipulación se debe contar con duchas de seguridad y lavado de ojos. También es importante la revisión continua de todos los implementos de seguridad para garantizar que estén en óptimas condiciones para la utilización de los operarios. 

4.6. Capacitaciones: la mejor forma de proteger al personal que efectúa la manipulación de amoniaco es facilitando continuamente capacitaciones en medidas de seguridad. Contar con un equipo de trabajo informado y actualizado es indispensable para disminuir los índices de accidentalidad. En Amoquímicos le ofrecemos capacitaciones en manejo seguro del amoniaco y cursos teórico-prácticos certificados por ASTI (USA) y OTEC (CHILE). 

Confíe en Amoquímicos

En Amoquímicos contamos con la venta de amoniaco líquido anhidro y somos proveedores de este compuesto para muchas industrias y sectores en el país. Adicionalmente, en nuestro amplio catálogo usted podrá encontrar gran variedad de productos químicos y nuestra propia flota para el transporte de los mismos. Somos una empresa líder en la producción de estos insumos tan esenciales para la industria. Nuestra experiencia nos hace la opción idónea para suministrar a su empresa, ¡confíe en nuestra calidad y contáctenos para adquirir nuestros productos!

 

COMPARTIR