CO13/5124

(1) 244 4521
(1) 269 6200
(1) 269 6201
(1) 268 5439
BLOG

Historia del amoniaco, la innovación que cambió la historia en el siglo XX

El amoniaco es un químico imprescindible para la producción masiva de alimentos.

El amoniaco como lo conocemos hoy tuvo su invención el siglo XX y fue el hito científico más importante de esa época. A continuación, le hablamos sobre su historia e importancia.

El amoniaco es uno de los compuestos químicos más utilizados a nivel mundial, por lo que es un insumo común y de fácil acceso para muchas industrias. Sin embargo, a pesar de que convivimos con este químico a diario, su invención en el siglo XX cambió el rumbo de la humanidad para siempre. En esta nota, Amoquímicos, la primera empresa productora y distribuidora de amoniaco en gas (anhidro) y líquido en el país, le cuenta un poco de la historia del amoniaco y su impacto en la vida cotidiana.

El invento que salvó a millones de personas y condenó a algunas otras

Antes de que Fritz Haber y Carl Bosch lograran crear un proceso para utilizar el nitrógeno del aire y convertirlo en amoniaco, la baja producción de alimentos era una amenaza real para la humanidad. Esto se debía a que la tierra que una vez era usada para cultivar, no volvía a producir debido a que el nitrógeno —necesario para el crecimiento de las plantas— no volvía a él. 

El amoniaco es un químico imprescindible para la producción masiva de alimentos.

Aunque se trataba de reponer el nitrógeno usando estiércol y otros tipos de abono, o mediante la utilización de guano y salitre (que poseen una alta concentración de oxalato de amonio), la verdad es que estos métodos no eran tan eficientes o, en el caso del guano y el salitre, las reservas eran limitadas en el mundo. El amoniaco —junto al fósforo, el potasio el agua y la luz solar— es absolutamente necesario para el crecimiento de las plantas.

Por esa razón, el químico alemán Fritz Haber, buscó la forma de sintetizar el amoniaco del aire, en lo que hoy se conoce como el método Haber-Bosch, que consiste en combinar partículas de hidrógeno y nitrógeno a alta temperatura y presión, en presencia de óxido de hierro como catalizador.

Carl Bosch es el nombre del químico e ingeniero alemán que posteriormente se ingenió la forma de realizar este proceso a escala industrial para producir el amoniaco puro en grandes cantidades. Así se inició la producción agrícola con fertilizante a base de nitrógeno en todo el mundo.

Este logro alimentó a miles de millones de personas en el mundo y, de hecho, se dice que sin este descubrimiento casi la mitad de la población mundial actual no estaría viva en estos momentos. En su momento se le llamó el “pan del aire” y cambió la historia de la humanidad, ya que ahora no era necesario buscar más tierra virgen y fértil para producir, sino que con el amoniaco era posible devolver sus propiedades al terreno luego de recoger la cosecha. Al amoniaco le debemos la producción masiva de alimentos con la que contamos en la actualidad.

Con el paso del tiempo también se desarrollaron los procesos para empezar a comercializar todos los tipos de amoníaco o las diferentes presentaciones en las cuales se comercializa este compuesto: amoniaco anhidro y amoniaco líquido.

Sin embargo, la producción agrícola no fue lo único que revolucionó el amoniaco. Lastimosamente, este compuesto también se relacionó con la producción de gases tóxicos y explosivos que se han utilizado en diferentes contextos alrededor del mundo.

En la actualidad, el amoniaco tiene múltiples usos en diversas industrias: como refrigerante, fertilizante, desengrasante en productos de limpieza, en el tratamiento de la madera, entre otros. Es un compuesto químico de producción industrial que está presente en nuestras vidas y al que le debemos muchos procesos actuales.

En Amoquímicos nos especializamos en la producción y venta de amoniaco líquido y anhidro, nuestro producto estrella. Confíe en nuestra experiencia como líderes en la comercialización de este compuesto en el país, contáctenos para realizar su cotización.

COMPARTIR